Habitualmente, preparamos la fruta o verdura lavándola, pelándola, cortándola y cocinándola. Y tiramos las cáscaras de frutas y verduras. Lo que no tenemos en cuanta es que podríamos estar tirando la parte más nutritiva.
La investigación de la Royal Society of Medicine encontró que las cáscaras de los productos agrícolas frescos tienen algunos beneficios para la salud que la pulpa de la fruta o verdura puede no tener. Algunas cáscaras o piel de fruta o verdura pueden proporcionar los siguientes beneficios para la salud:

  • Antioxidantes
  • Compuestos antiinflamatorios
  • Alto contenido de nutrientes
  • Compuestos antibacterianos / antivirales
  • Ayudas digestivas
  • Alto contenido de fibra

Es difícil imaginar comerse la cáscara de la naranja a mordisco, pero descartar esta parte de un cítrico puede ser un error. Las frutas cítricas contienen antioxidantes superflavonoides sólo en la cáscara, y éstos actúan para reducir el colesterol. Hay 20 veces más antioxidantes en la piel de naranja que en la pulpa. La cáscara también contiene altos niveles de pectina y fibra, y esa fibra puede alimentar a las bacterias beneficiosas en los intestinos.

¿Cómo comerse la cáscara de naranja?

Los usos menos elaborados y más sencillos son dejar que la cáscara se seque y tritúrala. Utilizarla en polvo como aromatizante para recetas. O usar ralladura fresca de cáscara de naranja para dar sabor a ensaladas y otros platos.

También se pueden elaborar exquisitas recetas de postres con cáscara de naranja. Estamos recopilando las mejores de ellas y muy pronto te las traeremos a nuestro blog.

Al incluir estas cáscaras en tu dieta, aumentarás tu ingesta de nutrientes. Asegúrate de haberlas lavado bien antes.