Una correcta alimentación, qué duda cabe, ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico. Tanto para mejorar tu respuesta a la vacuna, como para aliviar algunos de los efectos secundarios es importantísima una buena nutrición.

Si comemos variado y tenemos una dieta lo más equilibrada posible, el sistema inmunológico funcionará mejor.

Ahora que tiempo de vacunarse frente al Covid-19, os dejamos algunas de las reacciones habituales y cómo prevenirlas o minimizarlas a través de la alimentación saludable y equilibrada.

En el lugar de la inyección, los pacientes pueden experimentar dolor, hinchazón y enrojecimiento. A esto, se puede añadir en ocasiones sensibilidad, calor, picor e incluso moratones.

Una vez recibida la vacuna, también se puede experimentar cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, escalofríos, fiebre y náuseas.

Los síntomas que aparecen tras la inoculación de la vacuna no son evitables. Estos dependen, en gran medida, del estado de salud, edad y sexo del paciente.

Las personas mayores o inmunodeprimidas suelen tener menos efectos secundarios que los jóvenes, porque su reacción inmunológica no es tan robusta como la de un paciente joven. O las mujeres, debido a los estrógenos, tienen una respuesta más agresiva que la de los hombres.

Frutas, especialmente las que contienen vitamina C

 
La vitamina C se asocia a ayudas al sistema inmunológico, tanto como prevención,como luego, en el durante.

Algunos de estos alimentos ricos en vitamina C son los cítricos como las naranjas, mandarinas, limones y pomelos, así como los tomates, las fresas, kiwis, uvas, pimientos…

The American Journal of Clinical Nutrition publicó una investigación en la que descubrió que las personas mayores de 65 años que comían 5 o más porciones de frutas y verduras al día, tenían una respuesta inmune más fuerte a una vacuna antineumocócica que un grupo similar que comían sólo 2 porciones o menos.

Lácteos, en especial el yogurt

Los lácteos, concretamente el yogurt, son alimentos riquísimos y con una estrecha relación con el sistema inmunológico, dado que podrían ayudar a fortalecerlo.

Los alimentos fermentados como el yogurt, pueden ayudar a mejorar los microbios intestinales que apoyan la respuesta inmunitaria. De hecho, estudios publicados han demostrado que probióticos comunes, como lactobacillus rhamnosus, pueden mejorar la respuesta de anticuerpos a las vacunas.

Verduras de hoja verde

Otro de los alimentos a tener en cuenta son las verduras de hoja verde. Son muy ricos en vitaminas C y E, que ayuda también al sistema inmunitario. Generalmente, todas las verduras son en el 90% agua. Como también es interesante aportar muchos líquidos para evitar la deshidratación.

Caldos

 
Los caldos a partir de pollo,verduras o ternera, además de prevenir la deshidratación pueden ayudar a transmitir minerales y vitaminas de esos alimentos.

Algunos especialistas recomiendan añadir a la clásica sopa casera cebolla y ajo picados, jengibre rallado, el jugo de medio limón, perejil fresco picado y una zanahoria rallada.

Naranjas, limones y tomates al mejor precio con envío gratis

Si quieres recibir en tu domicilio o negocio las mejores naranjas valencianas, tomates y limones, al mejor precio y con envío gratis, no dudes en contactar con nosotros o hacer tu pedido directamente en nuestra tienda online.